jueves, enero 26, 2006

Inocencia

En ocasiones, veo demasiados colores
me ciego y me crezco.
Sin darme cuenta golpeo contra el techo,
por no calcular bien el mundo en que vivo.
Coscorrones de emoción los llamo :)

1 comentario:

mJ dijo...

Las emociones no tienen límite, pero la realidad por desgracia sí :(