miércoles, junio 14, 2006

El mundial de fútbol

Tiene un raro efecto en mi, en el único momento en el cual me siento español.Es algo completamente estúpido, pero juro que es cierto.No cuando estas en el extranjero y oyes a la gente gritar en castellano y te sientes féliz, o cuando se casa la infanta oi polleces similares.
El furgol me hace más español.

4 comentarios:

Dremin dijo...

A mi me pasa cuando veo Oliver y Benji, pero en lugar de españolismo, me entra Japonisísmo.

susej dijo...

Es tremendo lo que hace un 4-0

Darz Mol dijo...

Coño! Si no leo esto no me acuerdo de que en media hora empieza el partido. XD

Siguiendo con el tema, yo llegué a sentirme orgulloso de ser español el año pasado, cuando se aprobó la ley que permitía las bodas gays. Esa vez me sentí orgulloso de pertenecer a un país moderno, al menos en algo.

Psique dijo...

:-) A mí me pasa eso, pero con la tortilla de patata. De hecho, alguien muy sabio me dijo una vez (y yo hice mía esta teoría) que el himno sería muchísimo más emotivo si le pusieran como letra "pataaaata, pataaaaaaata, tortilla de patata..."


¿No se caerían los lagrimones al escucharlo? ¡Como puños! Es lo que mantiene la unidad nacional (qué caca de expresión): en las barras de Andalucía tendrás pescaítos, en las de Catalunya pà amb tomaquet, en Madrid unas buenas rabas, en Vigo unas ostras... ¿pero dónde no va a estar la tortilla de patata...?