viernes, julio 13, 2007

Como un tiburón desdentado


Así me siento con la fuerzas para comerme lo que haga falta, el instinto y el hambre.

Y la frustración de no poder hacerlo.
Por cierto, anécdota es mi post 300.

No hay comentarios: