martes, enero 22, 2008

Los días son tan largos.

Y no consigo dormir, hay que decir que trabajo por la noche.

Pero tengo los mismos sentimientos de frustración y la misma sensación de ser un maldito que todos los bohemios del mundo.

Lástima que ellos sean artistas cuyas obras se veran recompensadas en un futuro y yo sólo sea un pobre alma que cuando voy a trabajar miro en todos los bares a ver si me veo dentro.

Ni infinitas mañanas de decadencia podrían competir con una noche de absenta y opio.

1 comentario:

Carome dijo...

Se de gente le gustaría vivir de noche y dormir de día.

Nota: fíjense que digo vivir, no trabajar