martes, mayo 06, 2008

Promesas que valen una vida.

Ayer volví a soñar contigo, tristeza que me das.

Despierto como si los años que pasaron de pesadillas volvieran.

Juré una vez no volver a acostarme sabiendo que me dejaba las cosas por decir, y creo que lo cumplo.

Pero cada vez que te veo en sueños, me queda la impresión de no estar cumpliéndolo.

Ahora vales para que no me equivoque, me eres más útil.

Gracias desde la sombra.

1 comentario:

isixuki dijo...

m ha encantado la parte que hablas de los borjas y las marivís^^